Receta Santos para el mes de noviembre: Tarta selva negra

02 / 11 / 2018 —

Queremos que desde la más sencilla hasta la más elaborada receta te haga disfrutar de tu cocina. Solo o en compañía, en silencio o escuchando de fondo tu música favorita, un día de lluvia o un caluroso día de verano. En noviembre te animamos a probar con esta receta de Tarta selva negra.

  • Receta de tarta selva negra en calendario 2018 de cocinas Santos

Ingredientes (para una tarta de 23 cm o 3 tartas de 18 cm)

 

 

Para el bizcocho

 

 

  1. 1 molde de 23 cm o 3 moldes de 18 cm desmoldables
  2. 130 gr de harina de repostería
  3. 20 gr maicena
  4. 170 gr de azúcar
  5. 20 gr de cacao en polvo
  6. 10 gr de café instantáneo
  7. 6 huevos tamaño M a temperatura ambiente
  8. Mantequilla y cacao en polvo para espolvorear el molde o spray antiadherente

 

 

Para el relleno y la decoración

 

 

  1. 1 vaso grande de kirsch
  2. 1/2 vaso del almíbar de las cerezas
  3. 600 gr de nata para montar
  4. 2 cucharadas de queso crema
  5. 1 bote de cerezas en almíbar
  6. 100 gr de chocolate negro para postres
  7. Cerezas frescas para decorar

 

 

Preparación

 

 

Los bizcochos se pueden preparar con antelación y reservarlos envueltos en papel de aluminio.

 

También es posible preparar la tarta de un día para otro, dejando para el día que se vaya a servir, la colocación de las virutas de chocolate y las cerezas frescas. De este modo, la tarta se asentará y los bizcochos estarán más humedecidos y jugosos.

 

Precalentar el horno con calor arriba y abajo a 210ºC.

 

Forrar con papel de horno la base de 3 moldes desmoldables de 18 cm o del molde desmoldable de 23 cm.  Barnizar las paredes con spray antiadherente, o con mantequilla y cacao en polvo, y reservar.

 

Tamizar la harina, la maicena, el cacao y el café instantáneo y reservar. Mezclar los huevos con el azúcar y poner la mezcla al baño maría, batiéndola con un batidor de globo, durante unos 2 o 3 minutos. Retirar del baño maría, y continuar batiendo a velocidad alta durante unos 10 minutos, hasta conseguir una crema espesa y blanquecina.

 

Añadir la mezcla de harina en dos o tres veces a la mezcla de huevos, con movimientos envolventes. Repartir en los tres moldes de forma equivalente o verter en el molde de 23 cm.

 

Hornear 5 minutos a 210ºC y 12 minutos más a 180ºC, si se utilizan 3 moldes. Si solo se usa un molde de 23 cm habrá que hornear 10 minutos a 210ºC y luego bajar a 180ºC la temperatura, 30 minutos más o hasta que, al introducir un palillo en el centro, salga limpio.

 

Sacar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla. Desmoldar y guardar en papel de aluminio hasta el momento de utilizar.

 

Mientras se hornean los bizcochos se pueden preparar las virutas de chocolate. Para ello, derretir el chocolate al baño maría o en el microondas a intervalos cortos. Extender el chocolate derretido en una capa muy fina, con ayuda de una espátula y sobre la encimera de mármol, preferiblemente. Dejar que el chocolate endurezca, sin que llegue a ponerse totalmente duro. Con la ayuda de una espátula o un cuchillo colocado en diagonal, empujar el chocolate e ir levantándolo. Si está a la temperatura adecuada, él solo se curvará formando virutas; si está todavía demasiado húmedo, no se curvará. Reservar las virutas.

 

En el momento en que vayamos a montar la tarta, montar la nata hasta que esté dura, junto con el azúcar y el queso crema. El queso crema no aportará realmente sabor, pero dará más consistencia a la nata para soportar el peso. Reservar.

 

Escurrir bien las cerezas de su almíbar y reservar.

 

Comenzar el montaje de la tarta: si solo hemos horneado un bizcocho, con ayuda de una lira o un cuchillo de sierra cortar el bizcocho en 3 partes iguales. Servirá de ayuda si previamente se marcan los 3 bizcochos con palillos.

 

Poner un bizcocho en la base y empaparlo con el kirsch y el almíbar. Humedecer generosamente puesto que el bizcocho debe quedar jugoso. Cubrir con una capa generosa de nata y depositar las cerezas escurridas. Para que la tarta quede bien firme es recomendable cubrirla en dos o tres veces, llevándola al frigo después de cada cobertura, para que la nata endurezca y la tarta adquiera consistencia Colocar encima el siguiente bizcocho, mojarlo con el kirsch y el almíbar y cubrir con una capa generosa de nata. Repetir la operación con el tercer bizcocho. Decorar con las virutas de chocolate y cerezas frescas.

 

Para ver imágenes del proceso de elaboración y la presentación final de esta receta visita el blog Sweet and sour.

  • Newsletter Santos

    Newsletter Santos —

    La actualidad de Santos,
    en tu email

Utilizamos cookies para asegurarnos de ofrecerle la mejor experiencia en nuestro sitio web.

Acepto Leer más